Más testimonios de Jugadores Transformados

Siguen los testimonios del Juego. Qué mejor que los propios protagonistas para contarlo.

Testimonio recibido de Geraldina (¡gracias, hermosa!)

Me invitaron a trasformarme jugando y me encantó!! Aun sin saber nada del juego sentía su profundidad porque confiaba plenamente en los terapeutas.
Tenía mi objetivo en mente, pero llevo un rato definirlo de forma concreta, que es la única forma de alcanzar lo que deseamos. 
Me propuse transformar el hábito de posponer, y el foco estaba en mi profesión; vengo trabajando mucho para encontrar una labor que me haga feliz además de sustentarme, en la cual pueda cumplir mi misión como Ser divino, y este juego fue la ramita que me faltaba para tomar envión y saltar al vacío del cambio.

Entendí que no hay fuerza mas grande en toda la creación que el poder sanador del AMOR; que estaba detenida para cumplir mis objetivos por el apego, y el miedo a soltar y perder identidad; que había olvidado que soy un milagro divino radiante y hermoso y de que los demás también los son!!!!
Que cuando tomo el 100% de responsabilidad en mi vida y confío en el proceso, me hago bien a mi a los demás, y que tengo todos los recursos para llegar a mi objetivo.
La magia radica en que si fui completamente sincera conmigo y los demás participantes y valiente para mostrar y trabajar en mis luces y sombras, la sincronía me conectó con lo más profundo de mi Ser (que se manifestó en la mente, alma, emociones) y fui recibiendo mensajes que sirvieron de disparador para observar patrones de conducta y las herramientas para modificarlos ya que eran esos patrones de conducta los que me mantenían detenida en el dolor e impedían la transformación.
Se va presentando el juego de la misma forma que se desarrolla tu vida, por eso son muy importantes los demás jugadores, ya que siempre caminamos y crecemos en relación con otros.
Es un trabajo terapéutico profundo de autoconocimiento intensivo!! Son 3 terapeutas que se complementan para ayudarte a reconocer los procesos y expresarlos, y tus compañeros de juego son espejo y canal para que resuelvas tus procesos y avances en el juego, que es fiel reflejo del camino de la vida, donde cada ser que nos acompaña forma parte de nuestro crecimiento.
El resultado en 6 hs es el de 6 meses de trabajo terapéutico, realmente fuerte y transformador!!
Les recomiendo tomarse el resto del día para estar tranquilos y dormir una siesta reparadora que termine de asentar la energía que pusimos en funcionamiento.
Los cambios internos ya se están manifestando en el exterior, me siento confiada en el proceso y feliz con los logros que voy obteniendo.
Gracias muchas, ojala muchas personas se animen a este divertido desafío, es una maestría en puntería hacia cualquier objetivo que nos propongamos! Geraldina


Llegué desconfiado, arrogante. Con actitud soberbia a algo que yo mismo me había decidido a realizar. El coordinador pesquisó claramente mi conflicto y me dijo: A más compromiso, más devoluciones. Lo refunfuñé. Planteé mi objetivo, “Quiero ser millonario”, dije. ¿Cuán millonario? ¿Pará que quisieras serlo? ¿Cómo se darían cuenta los demás de que lo sos? ¿Con quién lo compartirías? Las preguntas de la coordinación, me hicieron trastabillar y empezar a divisar mis patrones de conducta. Los demás jugadores comenzaron a definir los suyos y ahí tuve mi primera iluminación. Era pura mente, un cliché. Quería dinero y no sabía para qué.

Uno de mis compañeros, en una actitud humilde nos pidió ayuda a los demás participantes. Yo le ofrecí mi visión. Él la aceptó gustoso. Yo también pedí ayuda luego y por segunda vez pude ver la ilusión en la que estaba viviendo. Mi objetivo de juego terminó siendo “Dar las gracias”. Por la vida, por la posibilidad de ayudar, por la posibilidad de recibir ayuda, por mi apertura a aceptarla y por todo lo que tengo y soy pero no podía ver. Todo fue catártico, sanador. Vi mi dolor. Mucho dolor. Vi mi actitud retentiva, mi resentimiento sobre lo que creía merecer y lo que en realidad pasaba. Recibí claves concretas acerca de las causas que me detenían. El coordinador me inspiró: “Somos como vivimos y vivimos como jugamos”. “Podes cambiar ahora, cambiando tu manera de jugar”. Tuve miedo. Temblaba por dentro. Lloré como un niño ¿Cómo podía ser posible que cambiando mi manera de jugar cambiara mi manera de vivir? No hay mucho más que decir. Simplemente pasó. Gracias! Ariel


Testimonio recibido de Luisa, participante del Juego de la Transformación (gracias, Lu):
Mi Juego de la Transformación lo realicé sin haber tenido comentario ni experiencia previa alguna. Me dispuse a jugarlo como cuando vamos a un lugar en el que no sabemos qué va a pasar y de todos modos sabemos que está bien que lo haga. Con una sensación de confianza y expectativa plena. Y así conocí a Ver y a Fer, a mis compañeras Nora y Vicki y los cinco iniciamos una travesía. Un viaje hacia el centro de mi misma. Me preguntaba y el juego respondía. Comentaba y el juego respondía. Las respuestas resonaban en mi interior de manera tal, que todo se transformó en una danza de recuerdos, de insights, de reconocimiento, de apertura y asombro.

Hoy, a dos días de haberlo hecho, continuo realizando cambios. Mi estar siendo, la paz que me acompaña, la mirada hacia mí y hacia los otros suavizada. Desaparecieron las aristas y quedan las lomitas. Las mañanas, el mate, mirar el cielo de Buenos Aires mientras lo tomo tiene otro sabor. Los abrazos, las caricias, las miradas, las manos son las mensajeras que llevan el nuevo mensaje. Siento que he comenzado un bello viaje al interior de mi Ser, al que reconozco, al que siento, al que estoy feliz de continuar reencontrándolo. Como también estoy feliz de haber reencontrado a Ver y a Fer, y a Nora y a Vicki, quienes con sus palabras, sus miradas y sus sonrisas transformaron una tarde de domingo en momentos de luz y amor. Gracias! Gracias al Universo por guiarme a generar esta experiencia y Gracias!! A Ver, Fer, Nora y Viki por hacer que este viaje fuera tan placentero. Que Dios los bendiga, hoy y siempre. Luisa

Regresar


Senderos del Placer © (Todos los derechos reservados) (54 11) 4586-1070 - 54 9 (11) 15 3596-8932 .