Otros testimonios de participantes en el Juego

Algunas palabras de la experiencia en primera persona.

¿Qué se puede esperar después de jugar al Juego? 
Una conciencia más clara de hacia dónde orientar la energía, las acciones, qué actitudes necesito cambiar, con qué recursos realmente cuento y la ayuda que recibo del universo para lograr mi objetivo de cambio vital. Mientras más entrego, más recibo. A mayor compromiso, mayor devolución. Mientras más amor doy, más amor recibo. El juego me muestra con claridad mis patrones, mis fortalezas. 6 meses de terapia en 6 horas de juego.
Es poderoso, alquímico. ¿Qué querés transformar este año?


Jugué dos veces. La primera no sabía absolutamente nada del juego. La segunda, obvio, sí. Puedo decir que fue de verdad una experiencia transformadora para mi vida. Aunque haya recibido muchos mensajes y registrado diversas posibilidades que me acercaran a mi objetivo de juego, en cada experiencia hubo en especial un mensaje clave para mí, que literalmente me modificó. En lo interno y (mágicamente) en lo externo. Pude, al cambiar algo profundo adentro mío, descubrir mi creación consciente mucho más cerca de mi realidad deseada. ¡Verdaderamente se modificó mi realidad! Muchas gracias a los coordinadores que con tanto amor y respeto me ayudaron a descubrirme y a mis compañeros de juego que, con su apertura y compromiso me contuvieron, espejaron y dieron señales valiosísimas para mi transformación. Aunque hace años que vengo trabajando sobre mí misma, el Juego de la Transformación me ayudó a hacer un click de conciencia muy impresionante. Es una experiencia que nadie debería perderse. Ana


Para mi la experiencia de participar El Juego de la Transformacion fue sencillamente magica: este juego es un verdadero portal al mundo interno donde el "Pide y se te concederá" se plasmo en cada etapa que atravese: cuando le pedi nacer a la vida, se cumplió; cuando quise un milagro para dar, también; cuando le pedi adentrarme en mi miedo mas profundo, lo trajo ante mi en dos jugadas (INCREIBLE!) y me dejó ver claramente el dolor que me produce ese miedo. Y todo esto pasó en un tablero de mesa, donde cada palabra que salía, cada carta, cada figura hablaban de mí con una precision absolutamente asombrosa; inclusive los otros participantes (a quienes veia por preimera vez en mi vida) y sus objetivos de trabajo, tenian que ver con partes del mio..... 
El acompañamiento y sosten de los cordinadores fue esencial para atravesar cada etapa, sostenerme cuando hubo dolor y ayudarme a ver eso que necesitaba.... Se brindaron en todo momento con una bondad y amor enormes que facilitó toda la experiencia.
Desde mí, puedo decir que fui con una actitud receptiva, honesta para mi y con los demas y dispuesta a jugar al todo; creo que eso fue fundamental para que lo que pedí, se diera. 
Realmente la experiencia es maravillosa y me abrio muchisimas puertas internas, las bañó con una nueva luz que hasta hoy no se cerraron y me siguen dando informacion en el camino de transformacion que estoy haciendo.
Realmente agradezco el haber participado. Luciana Costa

Se presentó este juego en mi vida en el momento exacto en el que mi Espíritu pedía algo, sin saber todavía de qué forma llegaría. Y llegó en forma de juego de mesa. 
Siento que cada cosa a trabajar en mí se va abriendo como un gran libro, y se va presentando ante mi por capítulos. Los primeros capítulos de cada libro, son los más dolorosos, cuando el desafío a la sanación se empieza a descubrir, cuando aún no entiendo bien de qué va la cosa. Y así yo voy abriendo libros, primero con mucho dolor, y a medida de que transito los capítulos entendiendo la historia, el dolor se aliviana, y concluye la historia y el libro, con una enorme alegría de haber atravesado tantas aventuras, y con un enorme agradecimiento hacia todo lo vivido, que hace que guarde ese libro en mi biblioteca de aprendizaje para releerlo cuando quiera, ya sin dolor alguno. 
Este juego me encontró en la primer página de un nuevo libro a leer. EL DESAPEGO. LA NO DEPENDENCIA. Vino con mucho dolor este libro. Y el haberme encontrado con este juego, a tan poquito tiempo de empezar a trabajar esto en mí, fue una hermosa bendición. 
Realmente me cuesta mucho poner en palabras algo que explique lo que pasa en esa tarde de juego. Es una tarde de PURA SINCRONICIDAD, con el momento de vida que cada uno atraviesa, con cada uno de los demás participantes del juego, con cada una de las cartas que nos toca sacar. Se plasma, sin saber cómo, el momento presente de cada uno, en ese tablero. Y demuestra una y otra vez el aprendizaje que necesitamos, sin problema a repetirnos las veces que sea necesario, hasta que entendamos finalmente lo que tenemos que entender. 
"LAS PENAS RETRASAN". "PODER PEDIR, DAR Y RECIBIR", "SI LA VULNERABILIDAD NO TE HACE SENTIR PODEROSO, ES DEBILIDAD". (Frases que anoté que todos los días me vuelvo a recordar).
Y mientras el juego transcurre, tres personas hermosas están ahí, despiertos, atentos, presentes. Interviniendo con palabras, preguntas y acciones, que van encaminando el juego hacia un lugar de sanación realmente bellísimo. 
No es casual el momento en el que llega, no es casual la gente que comparte el juego con uno, no es casual la gente que lo acompaña. Llega en el momento en el que tiene que llegar. Ese momento es el momento justo. 
GRACIAS INFINITAS

Bel*

Regresar


Senderos del Placer © (Todos los derechos reservados) (54 11) 4586-1070 - 54 9 (11) 15 3596-8932 .